La ecología y los cigarros electrónicos

La ecología y los cigarros electrónicos

Actualmente, todo el mundo ya está al tanto sobre los problemas de salud que puede acarrear consigo el consumo de cigarros, y en Bergstrom no nos referimos solamente a quienes lo fuman directamente, ya que quienes se encuentran cerca de una persona fumadora también se ven perjudicadas. Ahora surge la pregunta: ¿los cigarros electrónicos podrían colaborar con la ecología y a su vez ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas, o al menos evitar que empeore? Puede que el impacto de los cigarrillos tradicionales sobre el ambiente sea un tema poco estudiado, pero lo cierto es que es muy real.

Si bien los automóviles suelen ser los vehículos en los que más se hace énfasis en las campañas sobre ecología, en realidad el cigarro también debería ser incluido puesto que ha contribuido mucho con la contaminación del aire, aunque no sea un vehículo. Los cigarro típicos de tabaco, al ser fumados, producen toxinas muy nocivas para el cuerpo humano y también contaminan nuestro aire. Un cigarro puede parecer pequeño e inofensivo, pero varios de ellos ya son una historia distinta.
Volviendo a la pregunta del principio, la respuesta es sí. El cigarro electrónico no contamina el aire, tampoco libera las sustancia tóxicas propias del cigarro común, y además de esto suelen tener una batería recargable y en el mejor de los casos se hacen usando materiales reciclados.

Las colillas no son un elemento biodegradable, lo que tiene en muchas ocasiones consecuencias negativas, incluso en el agua. Lo que sucede es que los químicos que se encuentran en el filtro, acaban saliendo de él y filtrándose al agua. Estos químicos son un gran contaminante y causan un gran daño para todo animal que tenga contacto con el agua contaminada, ya sean pájaros o animales acuáticos. Lo más preocupante es que un gran porcentaje de colillas desechadas no llegan a las áreas de eliminación y acaban en el medio ambiente.

En este punto los cigarro electrónicos tienen una ventaja fundamental, ya que consiguen reducir de manera drástica el número de colillas que son desechadas, teniendo en mente que si todo el mundo abandonase el cigarro electrónicos apenas habría. El cigarro electrónico es un producto altamente reutilizable y puede reciclarse de diversas maneras. El recipiente de líquido para cigarro electrónico dura aproximadamente lo mismo que 40 cigarros tradicionales, y las oportunidades de reciclaje son muy grandes y es mucho más difícil que el consumidor lo acabe dejando tirando cuando haya terminado.

En Bergstrom nos preocupamos por la salud de las personas y también por el planeta, es por eso que te invitamos a utilizar vapes para eliminar la utilización de colillas de cigarro que puedan afectar al medio ambiente, eso sin mencionar los beneficios que aporta tu salud.

All comments